• Victoria Aupart

Remake a la mexicana

 

“Una mujer sin filtro” demuestra que también aquí se cuecen habas. No hay ganas de contar nada de nuevo.

“Una mujer sin filtro” aborda la historia de Paz López (Fernanda Castillo), una mujer muy amable que de pronto se pasa de buena persona. En casa su esposo no le presta atención y debe soportar al adolescente grosero que tiene por hijastro. Además, su mejor amiga ni siquiera la escucha y encima, su jefe está a punto de reemplazarla por otra mujer más joven. Todo está a punto de colapsar cuando tras una ida al Mercado de Sonora, Paz encuentra el modo de decir lo que realmente piensa.

Nuevamente nos encontramos ante una historia que no es original. Se trata del remake de la cinta chilena “Sin Filtro” que estrenó apenas hace un par de años. En reseñas pasadas habíamos señalado la falta de creatividad que se ha vuelto tendencia entre las deslucidas producciones contemporáneas. No es un problema de Hollywood, sino del cine a nivel internacional, que prefiere comprar historias y aprovechar una fórmula probada, que aventurarse por un sendero desconocido que podría no ser redituable.

#El resultado

Es un filme plano y complaciente, destinado al olvido por destacar obviedades. Existen mejores propuestas cómicas que narran la travesía de una persona o una pareja, que cambia por razones mágicas.

Mabel Salinas de Cine Premiere dice:

“En un principio, el argumento es sometido por la monotonía y el silencio, pero más tarde dinamita una experiencia catártica mediante la actuación de Fernanda Castillo.”

Irving Torres Yllán de CineNT escribió:

“Una comedia moralina y timorata ... donde se pierde la fuerza de lo que se dice por hacer chistecitos mal elaborados, plasmados con menos gracia.”

En nuestra escala de felicidad alcanzó 2 estrellas.

¿Qué opinas? Cuéntanos qué te pareció.

Si te gustó este articulo, no olvides de compartirlo. Toda la inforamción de este blog puede ser reutilizada a condición de citarnos y poner un enlace hacia esta página.