blog rss

Un misterio que no pudo ser

Victoria Aupart - 11/12/2017 - 08:51

Emilia Clarke regresa a la gran pantalla con una propuesta confusa

Un misterio que no pudo ser

La Rocciossa es una mansión lúgubre y desvencijada de la Toscana, donde los moradores parecen víctimas de una tristeza perenne que los ha marchitado poco a poco. Este lugar alberga la faz de niño sombrío, cuyo silencio ha inundado todos los rincones. Jakob dejó de hablar cuando su madre murió. Casi un año después, ha quedado al cuidado de Verena, una joven enfermera, que descubrirá los secretos que las piedras le murmuran a Jakob desde la frialdad de sus entrañas.

Voces ocultas es un filme ambientado en los años cincuenta, donde encontraremos a Emilia Clarke en uno de los proyectos que le han ofrecido tras su actuación en Game of Thrones. Más que un thriller de época, o un relato de fantasmas, esta película se sitúa al borde de un drama, medio plagado de romance… ¿en qué género aterriza este ensayo sobre la vida adulta en tiempos de la posguerra? Quizá queda en medio de todo y por lo mismo, a pesar del estilo y la elegancia de los espacios, no termina de llamar la atención.

Esta propuesta se basó en la novela de Silvio Raffo, traductor y novelista, preseleccionado al Premio Strega en 1997 por la novela “La voce della pietra” (Voice from the Stone) de 1996.

¿Vale la pena ver “Voces ocultas”?

  1. Se echa de menos el silencio que tanto alboroto causa en la historia, pues la música de fondo está presente en cada escena.

  2. Emilia Clarke se lleva la película sin problema, aunque definitivamente no es su papel más memorable. De hecho, Clarke termina por opacar a su coestrella Marton Csokas, quien posiblemente sea íntimo amigo del director Eric D. Howell. De otro modo no se entiende tan antipática selección.

  3. Hay que decir que el espacio escogido fue un excelente escenario para todo este misterio.

La crítica no quedó muy convencida con este filme

Amanda Adame de Cine Premiere dice:

“’Voces Ocultas’ se esfuerza por usar todos los trucos clásicos de una película de terror (el castillo lúgubre, el niño perturbado, y ese personaje que podría o no ser un fantasma) pero no logra consolidarse como un filme trascendente en ninguno de los géneros y subgéneros que ambiciosamente intenta abrazar.

April Wolfe de L.A. Weekly comenta:

“A pesar de lo evocadores que son el diseño de producción y la fotografía, las múltiples escenas cursis con personajes unidimensionales socavan los esfuerzos de Howell para asustar, por no hablar de redefinir un género.”

En el portal Rotten Tomatoes le dieron 35% de votos a favor.

En Metacritic le otorgaron 42 puntos a favor.

Nosotros le dimos 2 estrellas.

¡No te la pierdas y danos tu opinión!

Si te gustó este artículo, no olvides de twittear o poner 'like' en tu facebook. Toda la información de este blog puede ser reutilizada a condición de citarnos y poner un enlace hacia esta página.